Petita Dida


Happy chikens Goula - juego de mesa

No Disponible

Happy chikens Goula - juego de mesa

18,99 €

Producto NO Disponible - (Imp. Incluidos)

MarcaGoula





El juego Happy chicken tiene dos modalidades de juego distintas. El primer modo de juego es el siguiente: al inicio del turno se tira la ficha, en función del color que aparezca (rojo, verde, azul o amarillo) el jugador sacará un palo del agujero del color correspondiente y lo dejará a un lado. Después pasa el turno. Si cae el pollito oscuro se gira una ficha y se realiza la acción correspondiente. Si al sacar el palo caen uno o más pollitos el jugador se los queda. Si al girar la ficha aparece la gallina, se devuelven los pollitos que tiene el jugador al gallinero. El juego termina cuando ya no quedan palos en el gallinero y gana el jugador que más pollitos tiene.

El segundo modo de juego únicamente se necesita introducir un pollito en el gallinero. Se giran las fichas por turnos y el jugador tendrá que sacar el palo del color indicado en la ficha. En el caso de que la ficha que se gire sea la de la gallina se pierde el turno. Acaba el juego cuando el pollito cae del gallinero y gana el jugador que más palos tenga en ese momento.

Efecto sorpresa: Los niños nunca saben cuando caerá el pollito, ya que estos se colocan aleatoriamente, en el momento de ponerlos dentro del gallinero.

Desarrolla la habilidad manual: El juego ayuda a los más pequeños ya que durante el juego tienen que coger/ dejar distintas piezas de distintos tamaños y formas, cada una con sus peculiaridades a la hora de sostenerlas.

Rápido y sencillo: A través de unas normas básicas muy sencillas, los peques se lo pasaran en grande jugando a Happy Chickens. Además podrán jugar partidas de forma rápida, ya que la duración de cada una de ellas es de 10 minutos.

Contenido: 12 palos de madera, 5 pollitos de madera, 1 gallinero de cartón, 18 fichas redondas e instrucciones.